La higiene bucal de nuestros animales.
La higiene dental es muy importante para mantener el bienestar y la salud de las mascotas. Los problemas de salud oral pueden causar dolor, infecciones, problemas en los dientes y en la mandíbula, e incluso pueden conducir a dificultades digestivas si las enfermedades no se detectan y tratan a tiempo. Si se descuidan los dientes de una mascota, puede acumularse sarro, lo que puede provocar dolor, mal aliento y daños permanentes. Los problemas bucodentales suelen estar causados ​​por una dieta inadecuada y la falta de cuidados regulares. Si quieres aprender a mantener una correcta salud bucodental en tu peludo… ¡sigue leyendo!

Prevención mediante la alimentación:
Los piensos para mascotas en formato seco no se pegan a los dientes e incluso estimulan la limpieza mecánica cuando se muelen, pero las golosinas para perros (así como los restos de nuestras comidas, que deben prohibirse absolutamente) son un factor importante en las enfermedades bucodentales. Como alternativa puedes utilizar los “snacks funcionales”: son bajos en calorías, y resultan interesantes porque contienen algunos ingredientes especiales. Los crunchies y barritas de Churpi, por ejemplo, son una excelente alternativa.
También puedes ofrecer a tu perro huesos y juguetes de goma especialmente diseñados para masticar, para ayudar a limpiar sus dientes y mantener su sistema bucal saludable.

Visita al veterinario regularmente:
Es importante que tu perro vea al veterinario regularmente para que le revise la boca y detecte cualquier problema dental a tiempo. El veterinario también puede limpiar los dientes de tu perro y eliminar la placa y el sarro acumulados. Los chequeos dentales regulares combinados con una buena higiene oral diaria deberían ayudar a su mascota a mantener los dientes limpios y saludables. Los dientes sanos deben brillar y ser de color blanco/marfil, sin irregularidades. Las encías están rosadas y los problemas de mal aliento son raros.
Desafortunadamente, la placa dental es algo habitual. Esta placa consiste en una sustancia blanquecina que se deposita en la superficie del diente. Está formada por un depósito de bacterias, desechos de saliva y restos de comida. La placa a menudo se acumula alrededor de las encías y especialmente en áreas que el perro no puede limpiar con la lengua. También hay que señalar que la formación de placa puede ser más importante según la edad o según la predisposición individual del animal. La formación de placa dental se puede evitar mediante un cepillado cuidadoso y regular de los dientes.
El sarro es el resultado de la calcificación de la placa dental. Dondequiera que se forme placa, es probable que se convierta en sarro.
Entonces será necesario consultar a un veterinario, porque el sarro no se puede eliminar con un simple cepillado y solo este especialista puede desincrustarla de los dientes de un perro.

Cepilla los dientes de tu perro regularmente:
Es importante cepillar los dientes de tu perro al menos una vez a la semana, aunque lo ideal es hacerlo todos los días. Para hacerlo, puedes utilizar un cepillo dental y pasta dental especialmente formulada para perros. Asegúrate de usar una cantidad suficiente de pasta para cubrir toda la superficie de los dientes y de cepillar suavemente para evitar dañar las encías.

¿Cómo cepillar los dientes de tu mascota?
Si tu mascota no está acostumbrada a este proceso, deberás hacerlo poco a poco. Comienza levantando su labio, para que los dientes sean visibles. Ve poco a poco, con atención y recompensas.
Una vez que el animal se acostumbre al proceso, puedes frotarle los dientes con un dedo. Este también es un buen momento para presentar el cepillo de dientes. Déjale jugar con él y mordisquearlo para que se acostumbre a que las cerdas le toquen el interior de la boca.
Será posible introducirle la pasta de dientes de la misma manera. Pon un poco de pasta de dientes en tu dedo y lo lamerá. Las hay de sabores agradables a tu animal, como esta, con un suave sabor a carne que le encantará.
Cuando el animal se acostumbre al gusto, colócala en el cepillo de dientes y repite la operación hasa que resulte algo natural y tu perro no se oponga a ello. En este momento es cuando puedes combinarlo todo y hacer la limpieza: empieza cepillando algunos dientes y continúa hasta cepillarlos todos.
También puedes usar estos prácticos cepillos dentales para el dedo, que te permiten acostumbrar a tu mascota al uso de cepillo, mientras juegas con él, y sin que apenas se dé cuenta.

Otras opciones que pueden ayudarte:
Aunque el cepillado es la mejor opción, si tu mascota no está acostumbrada o te está costando mucho adiestrarla en este sentido, aquí te dejamos otras opciones que te ayudarán a mantener la higiene bucal en buen estado:
Pasta dental enzimática: Contiene enzimas especiales que previenen la formación de placa y sarro. Poner una fina capa en el borde de las encías y el animal la untará con la lengua. El cepillado de dientes no es necesario.
Aerosol de pasta de dientes: Contiene enzimas que atacan las bacterias dañinas y eliminan el sarro. Esto asegura un aliento fresco y retarda la formación de sarro, reduciendo así el riesgo de caries y enfermedades de las encías.
La solución oral de aliento fresco: Contiene enzimas que atacan las bacterias dañinas y combaten la formación de placa. Suele ser suficiente con añadir cierta cantidad de este producto al agua que bebe tu mascota.

En resumen, la higiene dental en perros es muy importante para mantener su boca saludable y evitar problemas bucales graves. Asegúrate de cepillar los dientes de tu perro regularmente, utilizar masticables saludables para perros, ofrecerle huesos y juguetes para masticar y llevarlo al veterinario regularmente para que le revise la boca. Con un poco de atención y cuidado, puedes ayudar a tu perro a mantener su boca y sus dientes sanos y fuertes.

¿Necesitas más información?
Nuestros veterinarios estarán encantados de resolver tus dudas o preocupaciones. Cuéntanos tu caso.

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
× Chat

Sí, usamos cookies necesarias, y debes aceptarlas para continuar. También puedes consultar nuestra Política de cookies.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar