¿Qué no pueden comer los gatos?
Los gatos son, culinariamente hablando, bastante quisquillosos y exigentes. Aquí hay que recordar que los felinos son estríctos carnívoros. Si la comida no es del todo fresca, no está a la temperatura adecuada y no se sirve en su tazón favorito, es posible que su felino se niegue a comer. Hay gatos que boicotean la comida cuando pruebas una nueva marca de comida, y otros, sin embargo, comen todo lo que se les presente. El hecho es que los gatos son cuidadosos y revisan todo antes de comer. A veces, sin embargo, la curiosidad gana e incluso intentarlo puede ser peligroso. Una alimentación adecuada es la base de la salud vital de un gato. Hay alimentos que son dañinos e incluso tóxicos para él, y debes eliminarlos de su menú. Por eso, te invitamos a que sigas leyendo y averigües qué alimentos no pueden estar en su dieta.

Alimentos poco saludables para gatos
Hay muchos alimentos cotidianos que los humanos toleramos bien, pero que tu felino no puede comer. Y aunque el sistema digestivo de muchos gatitos reacciona negativamente a los alimentos poco saludables, muchos dueños no se dan cuenta de que están dañando la salud de sus gatos. Y no sólo la comida basura es automáticamente tóxica: cualquier cosa, desde diarrea hasta insuficiencia renal es posible si los alimentas con alguna cosa que a primera vista es saludable, pero que tu felino no tolerará bien. Tanto la cantidad de comida como la resistencia de tu gato juegan un papel importante aquí. Para proteger su salud, no debes alimentar a tu mascota con alimentos poco saludables. Asegúrate de que tenga una dieta apropiada para su especie. Aquí hay 7 alimentos poco saludables para gatos:

Gato come de un plato cosas que no debería.
Algunos alimentos no son adecuados para los gatos.

Atún
El atún es un pescado azul muy popular. Tiene innumerables cualidades nutricionales pero esconde un peligro: contiene el compuesto orgánico metilmercurio. Esto puede causar serios problemas de salud a los gatos, por lo que solo deben alimentarse con atún en cantidades muy limitadas. El consumo ocasional de una pequeña porción de pescado es inocuo, pero consumir cantidades mayores puede provocar problemas renales e incluso enfermedades del hígado graso, del corazón y de los ojos.

Azúcar
En los humanos, el azúcar proporciona energía rápidamente y desencadena hormonas felices en el cerebro, pero por otro lado, demasiada azúcar tiene un efecto negativo en los dientes, el azúcar en la sangre y el páncreas. Es lo mismo con los gatos, con el añadido que estos mamíferos no tiene papilas gustativas que puedan detectar este sabor, por lo que no es atrayente para ellos. Aún así, es mejor evitar que los consuman, aunque sea de forma accidental, ya que su naturaleza curiosa les lleva a cometer errores de este tipo.

Carne marinada o cruda
También se recomienda precaución en el caso de la carne. La carne de cerdo cruda está absolutamente prohibida para los gatos, ya que se sabe que contiene parásitos que pueden infectarlo. Sin embargo, recuerda verificar también la calidad higiénica de otras carnes. La carne marinada destinada al consumo humano tampoco debe ser consumida por un gato. La sal y otras especias picantes (como el ajo) sobrecargan los órganos del gato e incluso pueden provocar envenenamiento.

Col y legumbres
La digestión del repollo y las legumbres conduce a una mayor formación de gases en los intestinos. La flatulencia resultante es muy desagradable para los gatos. Para algunos gatos, el repollo y las legumbres son completamente indigestos y causan dolor abdominal y diarrea.

Huevos crudos
De hecho, los huevos no son un alimento poco saludable para los gatos porque contienen aminoácidos y vitaminas, y aunque tienen muchas calorías, una pequeña cantidad de ellos no es un problema. Sin embargo, debes recordar no alimentarlo con huevos crudos, ya que las claras de huevo crudas contienen avidina, que puede causar una deficiencia de biotina en el cuerpo de tu gatito. Es importante en muchos procesos metabólicos, por lo que la deficiencia de biotina puede provocar problemas de salud.

Lácteos
A muchos dueños de gatos les gusta darle a su gato un tazón de leche de vaca. Lo que la mayoría de la gente no sabe: los gatos, al envejecer, se vuelven más intolerantes a la lactosa. Como gatitos, todavía tienen enzimas que metabolizan la leche materna, sin embargo, a medida que envejecen, la producción de la enzima «lactasa» disminuye y muchos gatos se vuelven intolerantes a la lactosa. La consecuencia de esto es diarrea, flatulencia y vómitos.

Uvas y pasas
Placer para nosotros, puro horror para el gato: las uvas. Tu gato no puede tolerar las uvas o las pasas. Los gatos reaccionan a estas frutas con diarrea, náuseas y vómitos. En algunos casos, incluso se produce daño renal.

Qué no pueden comer los gatos
Alimenta a tu gato con productos apropiados.

Comida toxica para gatos
Mucha gente piensa que su amada mascota tiene un sentido de qué comida es buena para ellos. De hecho, esta suposición no es incorrecta, porque los cerebros de los gatos en realidad intentan clasificar los olores. Desafortunadamente, los errores ocurren, y no con poca frecuencia. La comida humana a menudo contiene azúcar, conservantes o potenciadores del sabor. Estos aditivos y químicos hacen que sea casi imposible para los gatos distinguir entre alimentos «buenos» y «malos». Además, muchos gatos son curiosos y siguen olores desconocidos cuando prueban nuevos alimentos. Si quieres salvar a tu gato del shock tóxico, es mejor evitar los siguientes 5 alimentos tóxicos.

Aguacate
Rico en ácidos grasos insaturados y vitaminas, el aguacate se considera un verdadero superalimento, pero solo para los humanos. Los gatos no deben comerlo bajo ningún concepto, ya que es altamente tóxico para ellos. La persina que contienen está clasificada por los veterinarios como altamente tóxica, y puede provocar patologías graves como la pancreatitis.

Alcohol, café y té
Los humanos tenemos a nuestra disposición una gran variedad de bebidas. A algunas personas les encanta el café por la mañana, otras el vino por la noche. A otros les gusta beber té o bebidas energéticas azucaradas. No importa con qué tipo de bebida te guste estimular sus sentidos: ¡bajo ningún concepto le des ninguna a tu gato! Incluso pequeñas cantidades de alcohol pueden tener graves consecuencias para él. Aunque es infrecuente que le cause daños mortales, la intoxicación por alcohol y el daño hepático resultante y los problemas estomacales son muy probables. Del mismo modo, el té de hierbas y las bebidas que contienen cafeína y azúcar pueden dañar el hígado, los riñones y el tracto digestivo. Incluso una pequeña cantidad de cafeína es suficiente para causar palpitaciones y espasmos musculares.

Chocolate
¿Por qué el chocolate es tóxico para los gatos? La teobromina contenida en el grano de cacao es la culpable. Los gatos solo pueden excretar teobromina lentamente, por lo que se acumula en la sangre. Si un gato come accidentalmente un poco de chocolate, pueden presentarse síntomas graves de intoxicación después de unas pocas horas. La hinchazón abdominal y el comportamiento inquieto del animal también son síntomas de envenenamiento por teobromina, que incluso puede llevar a la muerte. Los primeros síntomas tóxicos son convulsiones, presión arterial alta, vómitos y diarrea. Tan pronto como aparezcan los primeros síntomas de intoxicación, debes actuar rápidamente y contactar de inmediato a tu veterinario.

Gato descansa junto a una caja de bombones
El chocolate y otros dulces son peligrosos para tu gato

Patatas crudas
Las patatas son plantas de la familia de las solanáceas que contienen una toxina que se libera cuando se exponen a un calor intenso. La solanina es dañina tanto para humanos como para gatos. La cocción hace que esta sustancia se escape de la patata y acabe en el agua hirviendo. Los gatos que han comido patatas crudas o probado agua de patata hervida fría parecerán desorientados. También habrá calambres abdominales y síntomas de gripe. Si a tu mascota le encantan las patatas, debes asegurarte de darle únicamente patatas cocidas.

Puerros
El puerro es completamente inofensivo para los humanos y se usa con mucha frecuencia, pero son muy venenosos para los gatos, al igual que otras verduras como las cebollas, el ajo y las cebolletas. Ya sean crudos, hervidos, horneados o secos, incluso pequeñas cantidades de estos alimentos pueden envenenar a tu gato. La razón de esto es un compuesto químico presente en estas plantas: el tiosulfato. Este compuestos de los puerros daña sus células sanguíneas y destruye los glóbulos rojos, lo que puede provocar anemia hemolítica.
Debes estar atento a los siguientes signos en su gato:

  • Respiración rápida y aumento de la presión arterial
  • Orina oscura
  • Palidez de las mucosas.
Qué no pueden comer los gatos
¡Cuidado! Los gatos curiosos pueden tener accidentes.

Qué hacer si tu gato comió algo venenoso
Si notas que tu gato ha comido algo venenoso, debes contactar a tu veterinario lo antes posible. Lo mejor es llevar a tu gato al veterinario antes de que muestre signos de envenenamiento. No intentes hacer vomitar a tu gato por tu cuenta, deja que tu veterinario se encargue. Solo él sabe cómo tratar mejor a un gato. Si no estás seguro de si tu gato ha comido algo venenoso, vigílalo y comprueba si tiene estos síntomas.
Los siguientes síntomas a menudo aparecen cuando se intoxica:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Escalofríos
  • Palpitaciones
  • Calambres musculares
  • Confusión
  • Calambres en el estómago
  • Letargo
  • Alta presión sanguínea

Resumen
Muchos alimentos que son inofensivos para los humanos, e incluso muy apreciados en la cocina, pueden ser peligrosos para los gatos. Esta lista de alimentos que no deben estar en el plato de tu gato es un buen indicador y te dará una buena visión general de lo que tu gato definitivamente no debe comer ni beber. La forma más fácil de evitar el envenenamiento es darle comida apta para gatos. La comida húmeda o seca y las golosinas para gatos son completamente suficientes para tu mascota: le proporcionan todos los nutrientes importantes y ayudan a que tu gato tenga una vida larga y saludable.

Y a tu gato ¿Hay algún alimento que no le siente bien? Déjanos tu experiencia en los comentarios, y puntúa el artículo si te ha gustado. ¡Y no te olvides de suscribirte si quieres estar al día de las nuevas publicaciones!

4 1 vota
Article Rating
Suscribirse
Notify of
guest
2 Comments
Recientes
Antiguos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Vicente Estelles
Vicente Estelles
1 year ago

Gran artículo. Sabía que algunos de los alimentos que nombráis son malos, pero no sabía la razón. Lo que me queda claro es que voy a dejar de ofrecerle jamon york, lomo, etc para centrarlo únicamente en el pienso. Es cierto que las kakas son mas uniformes cuando solo se alimenta de los productos para gatos. Gracias por la info. Espero al siguiente artículo, en mi caso, para gatos. Slds

Family Vet
Reply to  Vicente Estelles
1 year ago

Gracias por tu comentario, Vicente.
Efectivamente, el jamón de york y los embutidos en general tienen grandes cantidades de sal, lo que los hace poco saludables para tu felino. En su lugar, y si deseas premiarlo de vez en cuando, puedes ofrecerle alimentación húmeda para gatos, que se presenta en una amplia variedad de texturas, gustos e ingredientes: trozos, mousse, filetes naturales, gelatinas, salsas… Esto, además, ayudará a mantener la hidratación del animal, lo que repercutirá favorablemente en su salud a largo plazo.

× Chat

Sí, usamos cookies necesarias, y debes aceptarlas para continuar. También puedes consultar nuestra Política de cookies.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar